.

.

sábado, 17 de marzo de 2012

UN DÍA LLENO DE ARTE

No haciendo caso al: "martes y trece ni te cases ni te embarques", nos embarcamos hacia Bcn (Barcelona en plan moderno). Embarcados a pasar un día lleno de ARTE.
Me gusta Bcn en esta época, porque mientras los del norte estamos saliendo del invierno ellos ya están entrando en la primavera. Motos, bicis (con la envidia que me dan) y la luz. La luz de un día brillante, azul intenso y optimista.
Desde el aire se va apreciando según te vas acercando hacia el Este.
Nos reciben ya con una llamada, un cartel, una sonrisa y un piscolabis. Algo que ya determinaba la atención, amabilidad y simpatía con la que nos iban a acompañar todo el día.
Lo primero; ver la  Sagrada Familia. Vale, No deja de ser algo que esta bien, pensé. Le reconozco su gran mérito, su grandiosidad, pero siempre que me había acercado me había pasado lo mismo. No me siento bien rodeado de gente haciéndose fotos, mosqueado para que no me roben la cartera y vigilado por señores sudorosos con uniforme y pinganillo.
Ingenuo. Esto es otra cosa. Podía haber gente, pero me sentí a gusto rodeado de gente sonriente con caras aniñadas, disfrutando como yo del placer de que alguien te transmita sus conocimientos y su capacidad para hacer que te enamores de un lugar. Que no veas una piedra que veas una escultura, que no veas una imagen que veas un mensaje. Que no veas un monumento que veas uno de los edificios religiosos cristianos con mayor capacidad de enganche que conozco.
Eso la fachada.
A trompicones y a ritmo de auricular, la guía nos traslada a otro mundo. Literalmente. Nunca había estado en el interior. Magnifico.
Vi en mis compañeros algún ojo vidrioso. Lágrimas de sensibilidad extrema. De capacidad ilimitada. De arte interior.
Que maravilla! La luz entrando por las cristaleras. Que magnífica explosión de sensaciones. De solemnidad. Lo están haciendo, pero aunque el turisteo haga perder la religiosidad del Templo, para mi fue una jornada de puertas abiertas al Paraíso.
No soy quien para decirlo pero que capacidad la del Arquitecto. ARTE.

Todavía reflexivos, pensativos, tocados. Llegamos a la Gallery, A la Miele Gallery.
Otros lo hubiesen llamado punto expositivo, showroom, exposición o simplemente Miele.
Pero no. Es una gallery , un lugar donde hay Arte. Y como tal se ve, se disfruta, se siente y se aprende. No es un lugar donde te enseñan; aprendes. Un lugar donde te venden; compras. Un lugar donde te atienden, te obsequian. Un lugar donde haces relaciones, haces amistades. En definitiva más ARTE.
Y sin parar de sonreír y con una copa de cava en la mano nos encontramos con Carles. Una de esas personas que la gente reconoce su trabajo, le premian, le siguen y le dan estrellas Michelin. Pero yo vi un artista. Un artista trabajando. Un artista que nos mostró como se trabaja en el taller con un buen caballete, con unos buenos pinceles, con buenos ayudantes y en directo. Sin trucos, como trabajan los artistas con el público directamente. Un hombre de los que hablan en plural al ofrecer su trabajo. Un hombre generoso. Alguien ilusionado por su profesión o más bien por su vida. Porque hablando de algunos cocineros creo que es vida más que profesión lo que desarrollan.
Nos presenta sus ingredientes. De madrugada los ha seleccionado en el mercado para nosotros. Los olemos , los probamos crudos. Estoy seguro que mientras abría las ostras las miraba y les hablaba.
Empieza las primeras pinceladas, reducciones, escabeches, vinagres, butifarras, mostazas, trufa, pichones, ajos, chalotas, chocolates, oro y un perfecto café de autor.  Sabores imposibles, como el verde de Marina. ARTE, ARTE y ARTE.
Que maravilla, sensibilidad a flor de piel, sonrisas que perdurarán, amistades que recordar y los sentidos desperezados. Que lección de humildad. Cuánto nos queda por aprender. Que maravilla, cuánto me queda por aprender!

Gracias a la gente de Miele Gallery, de It, de Gaig, de illy. A mis colegas Marian y Mikel, de Santander. Y a Antón,  campeón del mundo de natación en el Retiro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

no comment

Isabel De Yzaguirre. dijo...

Eduardo, me gusta mucho la amplia visión del Interiorismo que ofreces en tu blog. Por ello te he elegido para el ¡Liebster Blog Award!!!

Ahora es tu turno de concederlo a otros. Encontrarás los detalles en mi post

http://lacoloristaisabeldeyzaguirreesp.blogspot.com.es/2012/04/por-segunda-vez-en-poco-tiempo-he-sido.html

¡Felicidades por tu buen trabajo!

eduardo susaeta interiorista dijo...

Muchas gracias.
Un honor pero creo que no llego a merecerlo. Aún así ya me conformo con la elección.
Un saludo.
Eduardo

Anónimo dijo...

Me parece muy buena la elección,Isabel.La verdad siempre me gusta entrar y dejarme sorprender por ese punto de vista siempre original y creativo que me descubre las cosas más allá de su evidencia. Eduardo gracias por ese momento tan agradable que me das... espero con atención el siguiente!

BEGOÑA UNZUETA dijo...

Me has puesto los pelos de punta al hablar de ésta ciudad tan apasionate como es Barcelona.
La visito a menudo por motivos profesionales y personales, y siempre me trasnmite buenas sensaciones.

Edu, gracias por estos buenos momentos.