.

.

jueves, 2 de enero de 2014

NO SOBRAN LAS PALABRAS

Me gusta pensar que nuestro trabajo ayuda a las personas a vivir mejor. 
Sanamos espacios y los adecuamos a las necesidades de las personas, incluso enseñamos a vivirlos.
Para mucha gente el enfrentarse a una obra hace que se le remueva el interior produciéndoles un batido de emociones que les genera malestar.
Todos en nuestra vida nos encontramos con problemas que nos parecen irresolubles y los cuales no sabemos como afrontar. La actitud es la que hace que dichos problemas minimicen o aumenten.
Suelo decir que las obras son el reflejo del cliente. Y la verdad es que en pocas ocasiones varía esta afirmación.
La actitud que se tiene ante los hechos sean de buen o mal caracter hace determinar el resultado final de un trabajo y, el gusto, y regusto que este deje.

Estos días he recibido un correo que quiero compartir ya que en él se revela la actitud que esta persona tiene ante los acontecimientos de la vida y como ha sabido apreciar el trabajo que no solamente estético desarrollamos, con nuestra profesión, los interioristas.
Por ello, para esos momentos malos que mis colegas y yo solemos sufrir sirvan estas palabras para alentarnos y motivarnos.


Asunto: Reserva este mail para una noche de insomnio.

Eduardo,

Lo siento.....no lo puedo evitar.....necesito seguir compartiendo contigo lo que esta casa tan especial que me has diseñado y construido significa para mí.

Acabamos de dar carpetazo a un año que ha sido, en general, nefasto para muchos, por diferentes motivos.... y recién estrenamos uno nuevo que todos confiamos sea mejor.... Yo echo la vista atrás y hago balance ......como todos los años por estas fechas y para mi....este año pasado ha sido agridulce, pero miro mi casa y me brillan los ojos.....  Lo que esta casa me està aportando compensa todas las tristezas pasadas. Estreno no sólo casa nueva....sino actitud e ilusión renovadas.

No llevo siquiera un par de semanas viviendo en mi nuevo hogar y aunque, aún con carencias, le voy cogiendo la medida a mi nuevo espacio....

Me paso las horas muertas mirando todos y cada uno de los rincones de mi casa, abriendo y cerrando puertas, armarios y ventanas..... Disfrutando de la calidez de la luz que dan esas lámparas tan bonitas que ya decoran mi hogar....He recuperado el sueño...que había perdido hace mucho tiempo..... He vuelto a dormir del tirón por las noches..... Y creo que no es sólo gracias a un colchòn estupendo sino a la convicción y la tranquilidad de estar ¡por fin! donde quiero estar....

Estoy viviendo la casa con mucha intensidad pero curiosamente, disfruto mucho saliendo fuera de ella también...cosa que antes no me pasaba.....no era feliz ni dentro ni fuera y como me han repetido varias veces en estos últimos días.....esta casa va a ser mi ancla y aunque no renuncio, ni renunciaré a seguir viajando, porque el viaje es oxígeno para mí, .....por fin voy a dejar de huir de ella.....¡gracias a tu proyecto! De forma inconsciente, tú has ayudado a hacerlo posible....

Fíjate si lo que has hecho con esta casa es importante para mí!!!!

Estoy aprendiendo un montón de diseño, decoración, iluminación, texturas, colores..... Hasta hago manualidades!!!!! Yo que siempre había tenido pezuñas en vez de que manos!!!!!!!

Ademàs de una casa estupenda y mucha auto confianza, he ganado un amigo, porque así te considero a partir de ahora y confío en que sea mutuo.

Te has ganado además la admiración y respeto de mi familia.....que son unos críticos implacables, pero justos a la hora de valorar las cosas..... Y todos estamos absolutamente felices con el resultado obtenido.

Comienza un nuevo año y aún hay muchas cosas que hacer en mi casa, pero no me preocupa, porque cuento con un gran profesional y mejor amigo que sabrá aconsejarme y/o frenarme cuando se me vaya la chaveta a la hora de decorar este nuevo espacio.
Gracias...gracias....

.




10 comentarios:

ANA JIMENEZ dijo...

QUE SUERTE RECIBIR UN MAIL ASÍ EDUARDO! QUE ENERGIA POSITIVA TRASMITE...MERECIDO SEGURO.FELIZ AÑO 2014.bs

eduardo susaeta interiorista dijo...

gracias Ana.
un placer.
si viene bien de vez en cuando un poco de +
mis mejores deseos!!
e.

Anónimo dijo...

Enhorabuena !!!!!! dale las gracias por el mensaje, por lo que significa y lo que aporta, que un cliente te reconozca el trabajo bien hecho y el esfuerzo que eso supone, ya sé que esto debería pasarte todos los días, pero seguro que no es así y la mayoría de las veces, no te lo dicen, un buen empujón para seguir adelante
(quita la verificación de palabras, que es una pesadez)
Ana - Zubisa

Anónimo dijo...

Puede una casa sonreir? La mía lo hace...y contagia la sonrisa...y abraza también....con calidez y transmite calma además..... Todo eso ha conseguido Eduardo con su proyecto, cercanía, paciencia y profesionalidad... No sé si el agradecimiento tiene medida.....el mío es infinito.

eduardo susaeta interiorista dijo...

muchas gracias, sabeis que es en gran parte algo compartido, un saludo.
e)

Anónimo dijo...

Eduardo,
¡Qué "subidón" has debido tener con el email de tu cliente! Me ha encantado, gracias por compartirlo.

Anónimo dijo...

Hola Eduardo. Quiero felicitarte por la carta de tu cliente porque es una perfecta muestra de lo profesional que eres y de la satisfacción que creas en tus clientes, también creo que es una muestra de lo que la mayoría de clientes opinan de nosotros pero que no saben o no se atreven a expresar del modo que tu cliente lo ha hecho. Me gustaría que me dieses permiso para poder difundirlo. Me parece una carta muy alentadora para todos los que nos dedicamos a esta profesión y más en estos momentos tan deprimentes para alguno de nuestros compañeros.

Capi chulo dijo...

A este buen hombre, explícale por favor lo que es un ranchito, para que siga disfrutando durante mucho más tiempo...

Anónimo dijo...

Le redigire' al post relativo.

Anónimo dijo...

esto tenían que leerlo ese montón de clientes impertinentes que todo les parece mal. que sólo saben criticar y creerse que lo que ellos dicen es lo que se debe de hacer. gente sin criterio ni confianza. exigentes, y maleducados.
se merece un premio y los otros un castigo.
o quizás lo tengan porque lo que tienen no saben apreciarlo.
enhorabuena eduardo